En noviembre concluirá pavimentación del municipio más pobre de Oaxaca

Carlos, de 21 años, y Gonzalo, de 14 años, obtenían 9 pesos diarios por elaborar sombreros de palma, única actividad que se realiza en el municipio más pobre del país, sin embargo desde hace dos meses sus ingresos aumentaron considerablemente con la pavimentación del tramo de Tres Cruces a la cabecera municipal.

Ahora, como peones, reciben 200 pesos diarios y su felicidad es manifiesta. “¡Qué bueno que el presidente López Obrador puso en marcha este programa y ojalá haya más!”.

Mientras uno acarrea grava y otro espera que se llene su bote con la mezcla de concreto, reconocen que si no tienen otra opción, migrarán a la capital del país u otros estados para vender semillas, cacahuates, dulces, bolear zapatos o lo que caiga, como lo hacen la mayoría de sus familiares, amigos y vecinos.

En el municipio es notorio el beneplácito por la obra de pavimentación, pero no tanto por la posibilidad de contar con una mejor vía de comunicación, sino principalmente porque ofrece un trabajo en la propia comunidad.

Comparte en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
error

Siguenos en nuestras redes sociales

YouTube
Instagram