¿Café auténtico? Descubre qué contienen en realidad las cápsulas de café para máquina

Close up on coffee capsule resting on roasted coffee beans

Si eres amante del café, conocerás todas las formas para consumirlo. Una de ellas es la de utilizar una máquina para preparar café contenido en cápsulas. ¿Te suena?

Las máquinas de café son un buen recurso si se trata de practicidad.

Si eres de las personas que no pueden comenzar el día sin una buena taza de café, pero tienes que salir corriendo a trabajar, entonces puedes poner una de esas capsulitas dentro de tu máquina y ¡voila! Tu café está listo en cuestión de minutos.

Por otro lado, como amante del café, ¿qué tipo de café prefieres tomar? ¿Te gusta la idea de beber café que viene en cápsulas?

Seguro has dudado acerca de la procedencia del contenido de aquellas cápsulas, pero hoy te resolveremos las dudas.

¿Qué tienen en realidad las cápsulas de café para máquina?

Sorprendentemente, las cápsulas de café sí tienen café de calidad, pues el contenido son granos de café molido.

Se dice que, mientras más molido esté un café dentro de las cápsulas, es de mejor calidad, pues poner granos enteros de café sería prácticamente imposible de “cocinar” en las máquinas por lo grande de los granos.

Las empresas que se dedican a fabricar cápsulas de café tienen el compromiso de ofrecer café de buena calidad que se refleja completamente en el sabor. Éste se almacena herméticamente dentro de las cápsulas para conservarse y llevar a tu taza un café con buen sabor y de buena calidad.

De hecho, una de las empresas principales en la producción de máquinas y cápsulas hace café gourmet y 100% natural.

El contenido de las cápsulas varía de entre 5 a 7 gramos de café, dependiendo de la marca. Esta cantidad es la equivalente para sólo una taza, la cual es llamada monodosis.

Por su parte, se dice que el contenido estándar de una cápsula es: 6 gramos de café por 3 gramos de recipiente o envoltorio, causa de una gran controversia.

Esta controversia fue debido a que a algunas personas no les parecía justo pagar por menos café y encima por un envoltorio que contamina al planeta, pues algunas marcas de cápsulas están hechas de una mezcla de plástico y aluminio, material difícil de reciclar, pues requiere de un proceso complejo para separar los componentes para poder reciclarlos.

Debido a esto, el tema del material del que están hechos las cápsulas ha sido un tema importante para los protectores del medio ambiente. De hecho, en 2016, la Ciudad de Hamburgo, en Alemania, prohibió el uso de las cápsulas de café en edificios gubernamentales debido a la afectación del medio ambiente que conlleva su uso.

Para erradicar este problema, se lanzaron cápsulas recargables de acero inoxidable que no contaminan y que puedes reutilizar de 30 a 100 veces, siempre y cuando se ajusten a tu máquina, pues no todas son compatibles y debes revisar muy bien. Estas cápsulas son: Waycap, Recaps, Seal Pod, etc.

Por otro lado, Nespresso aseguró a RSVP que las cápsulas que producen son hechas 100% de aluminio y 100% reciclables. Además, busca recaudar las cápsulas en centros especializados y por medio de su sitio web, sin embargo, este proceso no es 100% efectivo, pues los puntos de los centros especializados son muy específicos y las personas muchas veces por practicidad prefieren tirar las cápsulas a la basura y ya, no buscan invertir tiempo en llevar las cápsulas a estos sitios.

Como conclusión, el café contenido dentro de las cápsulas para máquina es café auténtico, de calidad y que contiene un buen sabor, sin embargo, las cápsulas en sí son muy contaminantes, a menos de que se traten de cápsulas reutilizables o de material 100% reciclable.

Tú decides, pero por lo menos tienes ahora la certeza de que el café que estás consumiendo es auténtico.

Comparte en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
error

Siguenos en nuestras redes sociales

YouTube
Instagram