Podría reanudarse la granja solar

El agente de Santa María del Mar, Gelasio Manuel Cruz, entregó una acta en la que se compromete a cancelar cualquier proyecto eólico en su territorio, al representante de la Asamblea de San Dionisio del Mar, Faustino García Morales.

Con esta acción se abre la posibilidad de levantar el bloqueo del tránsito de materiales para la construcción de la granja solar en esta agencia de Juchitán.

Apenas el bloque de pueblos ubicados alrededor de la laguna como la Asamblea de Álvaro Obregón y Unión Hidalgo, anunció un acuerdo entre las mismas comunidades sin intervención de los gobiernos, una facción radical de la Asamblea de San Dionisio deploró este avance en el arreglo del conflicto.

Alegaron que dicha acta no se acordó en una asamblea con la firma de la mayoría de los comuneros de Santa María y no estuvo avalada por un representante de la Procuraduría Agraria ni certificada por un notario público.

La facción conocida como Guardianes del Mar, pretende que su pueblo hermano desista de la exigencia de un camino alterno y que se sume a las demandas de las otras asambleas en oposición a los megaproyectos en la zona lagunar.

Decisión final se tomará en asamblea

Como lo anunciaron los representantes de San Dionisio del Mar que recibieron el acta en donde Santa María se desentiende de su convenio con la empresa española Preneal para la instalación de un parque eólico, la decisión final de dejar paso libre para la continuación de la granja solar se tomará en una reunión de la asamblea de pueblos de San Dionisio.

Las asambleas en defensa del territorio en sus pueblos exigen que se respete la libertad de las comunidades de decidir si permiten o no la entrada de parques eólicos.

Pero la firma del acta por parte de los comuneros y los sellos y firmas de sus autoridades políticas y agrarias, fue un chantaje de las asambleas de San Dionisio y Álvaro Obregón, pues no dejaron que libremente Santa María eligiera una alternativa de desarrollo.

El parque eólico fue pactado en el 2006

El parque eólico en Santa María del Mar se pactó con Preneal en el 2006 con el arrendamiento de 2 mil hectáreas para la instalación de 30 aerogeneradores.

Era parte de un proyecto más grande que abarcaba a San Dionisio del Mar con 102 aerogeneradores en la barra de Santa Teresa, que sumadas harían 132 torres que alcanzarían los 396 MW planeados.

En marzo de 2011, Preneal informó que había vendido ambos proyectos en 89 millones de dólares a Mareña Renovables, al siguiente año los pueblos de San Dionisio y Álvaro Obregón iniciarían un movimiento popular que echaría abajo el proyecto.

Todavía hoy, ambos pueblos exigen la cancelación definitiva del proyecto que mantiene intactos sus permisos.

Millonaria inversión en la granja solar

La granja de paneles solares que se construye sobre un espacio de 1.5 hectáreas donadas por el comisariado tiene una inversión de 45.3 millones de pesos, aportados por el Programa de Infraestructura Indígena del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI).

El proyecto comprende de 273 paneles, con una capacidad de 2,072 KWh, y en caso de alguna falla técnica, la autonomía de las baterías del sistema podrá suministrar energía eléctrica durante todo un día.

Además, se construirá una microrred que comprende la instalación de 88 postes, con 2.2 kilómetros de circuito de media tensión y 25 transformadores, que beneficiarán al cien por ciento de la comunidad.

La granja solar beneficiará a unas 300 familias asentadas entre la mar Tileme y el Océano Pacífico, que han estado incomunicadas por tierra desde hace casi 10 años, derivado del conflicto por disputa de tierras con sus vecinos de San Mateo del Mar.

Siguenos en nuestras redes sociales
Comparte en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
error

Siguenos en nuestras redes sociales

Facebook
Facebook
YouTube
Instagram