Estados Unidos cierra la frontera con México por el coronavirus

Estados Unidos y México han acordado cerrar la frontera entre los dos países salvo en casos de emergencia. Así lo ha afirmado Donald Trump en la rueda de prensa diaria por la crisis del coronavirus. Hasta la fecha, en EEUU hay unos 17.000 casos de coronavirus, y el número de positivos se dobla cada 48 horas.

La decisión es prácticamente igual a la adoptada por EEUU y Canadá hace dos días. Con ambas medidas, EEUU queda virtualmente aislado del resto del mundo. Washington también ha ordenado a sus consulados en todo el mundo suspender inmediatamente la entrega de visados que no sean considerados esenciales. Finalmente, el Departamento de Estado ha recomendado a los ciudadanos del país que no viajen al extranjero. Los diplomáticos estadounidenses han situado a todos los demás países del mundo en un nivel de peligrosidad que hasta la fecha estaba reservado a naciones como Afganistán, Siria, o Irak.

México no ha adoptado ninguna medida para contener la propagación del virus, y su presidente, Andrés Manuel López-Obrador parece confiarlo todo a la Divina Providencia, en el sentido literal del término. Anteayer, López Obrador, al referirse en un acto a la pandemia, sacó una estampilla y leyó lo que ésta lleva escrito: «Detente enemigo, que el corazón de Jesús está conmigo». Por si la invocación fuera demasiado agresiva para la enfermedad que se ha cobrado más de 10.000 vidas en todo el mundo, López Obrador agregó: «Pero yo no tengo enemigos, solo adversarios». El Gobierno mexicano no prevé adoptar medidas hasta que el virus golpee el país, lo que, según los expertos, sucederá a finales de la semana que viene.

Trump también ha dicho que ha puesto «en marcha» la Ley de Producción de Defensa, que permite al Gobierno dar órdenes de producción al sector privado, en este caso para la fabricación de medicinas y equipos de aislamiento, de los que EEUU tiene una escasez tal que en muchos hospitales están haciendo mascarillas a mano. Sin embargo, el presidente no ha dado información acerca de qué está haciendo en el terreno práctico. Las afirmaciones del presidente y otros políticos no se corresponden con los hechos en muchas ocasiones. El miércoles, por ejemplo, tanto Trump como el gobernador del Estado de Nueva York, el demócrata Andrew Cuomo declararon que el buque-hospital ‘Comfort’ de la Armada iba a ser enviado a la ciudad de Nueva York para dar asistencia médica a los enfermos. El jueves se hizo público que el ‘Comfort’ está en Virginia sometido a reparaciones y no es operativo.

Comparte en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
error

Siguenos en nuestras redes sociales

YouTube
Instagram