AMLO eliminará aguinaldos y bajará sueldos de altos funcionarios por covid-19

Al rendir su Informe Trimestral, el presidente Andrés Manuel López Obrador enunció los beneficios obtenidos con la implantación de programas sociales y apoyos, pero también reconoció no haber alcanzado logros en materia de seguridad, pues la violencia ha disminuido sólo el 0.3% y admitió que, en medio de la pandemia por covid-19, está haciendo todo lo posible por mantener el compromiso de no aumentar la deuda pública.

Celebró que antes de pedirle al pueblo “fajarse el cinturón” durante alguna crisis, ahora es el gobierno quien “se lo está apretando, terminando de borrar la corrupción, acabando con lujos y ostentaciones para reducir el costo del gobierno a la sociedad y seguir regenerando la vida pública”.

Por eso, anunció que se bajarán los sueldos de altos funcionarios públicos y se eliminarán los aguinaldos desde el cargo de subdirectores hasta el del presidente de la República. Se reducirán el gasto en publicidad del gobierno, la partida de viáticos, los gastos de operación y se ahorrará más en compras a proveedores y en los costos de las obras públicas que se contratan con empresas constructoras o de servicios.

También dispondremos de recursos porque se intensificará la enajenación de bienes mal habidos de la delincuencia común y a la delincuencia de cuello blanco, mismos que serán liquidados mediante subastas o rifas organizadas por el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado.

“Aclaro que no habrá despido de trabajadores al servicio del Estado en ningún nivel, pero se demandará más eficiencia, más entrega, más espíritu de servicio, mayor austeridad y honestidad total”, resaltó.

Respecto a las acciones en materia de salud desarrolladas para enfrentar la epidemia, tras enviar sus condolencias a las familias de los contagiados por COVID-19 y de quienes han perdido a un ser querido a consecuencia de esta enfermedad, destacó que, desde hace tres meses, “antes que otros gobiernos”, empezó a informar a la población y a emitir recomendaciones para evitar la saturación de hospitales y la mayor pérdida de vidas humanas.

Recordó que, desde el primer momento, dejó la conducción de la estrategia sanitaria a médicos especialistas y científicos que son “eminencias con vocación social”, pero también le apostó a la solidaridad del pueblo y la fraternidad de las familias para enfrentar a la pandemia.

Por eso, indicó, se contratará de manera adicional a 45 mil médicos y enfermeras, así como a 31 mil militares, marinos e integrantes de la Guardia Nacional, durante esta etapa de contingencia.

Comenzó por hacer un balance en la lucha contra la criminalidad, en cuyo rubro no tuvo nada que festejar, pero habló de un mínimo avance.

“Aunque poco, no como quisiéramos, hemos avanzado en la disminución de la incidencia delictiva; en el trimestre de enero a marzo de este año han disminuido los homicidios en 0.3 por ciento, el secuestro en 25.8 por ciento, el robo de vehículo 11.1 por ciento y el robo general en todas sus modalidades 6.6 por ciento, en comparación con el mismo periodo del año pasado”, registró en su discurso dictado en Palacio Nacional.

Reiteró que la estrategia para garantizar la paz se sustenta en atender las causas que originan la violencia, en no permitir la corrupción ni la impunidad, en el trabajo perseverante y en el profesionalismo de la Armada, el Ejército, la Guardia Nacional y la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana.

“Hemos erradicado la tortura. Se sigue apoyando a las víctimas de la violencia y el Estado mexicano no está asociado a la delincuencia y ha dejado de ser el principal violador de los derechos humanos”, informó Apro.

Se cumplirá cabalmente el compromiso de devolver el IVA con prontitud a los contribuyentes, añadió.

“El tiempo fiscal dedicado a publicidad del gobierno se entregará a los medios de comunicación, porque en esta nueva etapa de la historia, el gobierno informa a diario y no necesita hacer propaganda, confía en la inteligencia y la sensatez del pueblo”, agregó.

Aprovechó su discurso para decir que aún con la depreciación del peso, estimada en 23 por ciento en lo que va de su gobierno, está haciendo todo lo posible para mantener el compromiso de no aumentar la deuda pública.

Continuará el programa de estímulos fiscales y bajos precios de gasolinas y otros energéticos en la zona fronteriza del norte del país y no aumentarán los impuestos ni se crearán nuevos, aseguró.

Finalmente, celebró que cuenta con el apoyo y la colaboración del sector privado nacional.

“A pesar de las adversidades, no se detendrá la transformación de México. Reitero, son más nuestras fortalezas que las debilidades y son mucho más los ciudadanos que buscan el cambio verdadero que quienes apuestan al retroceso. Esta crisis es pasajera, transitoria. Pronto regresará la normalidad, venceremos al coronavirus, reactivaremos la economía y México seguirá de pie, mostrando al mundo su gloria y su grandeza”, se congratuló.

Comparte en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
error

Siguenos en nuestras redes sociales

YouTube
Instagram