Preparan cascada de litigios en Europa ante cancelación de torneos

 En Escocia, Bélgica y Holanda, una cascada de demandas amenaza a los campeonatos que han decidido dar por terminada la temporada por la pandemia del nuevo coronavirus, con los clubes que se han quedado fuera de la Liga de Europa o han descendido como principales víctimas de una decisión que consideran arbitraria.

La Federación Holandesa (KNVB) fue la primera en dar oficialmente por concluida la temporada, sin designar un campeón ni descensos, con el Ajax y el AZ Alkmaar en el liderato en el momento de la suspensión aceptando no otorgar el título fuera de las canchas.

Pero el resto de equipos no está de acuerdo con las decisiones tomadas, empezando por el FC Utrecht, el cual quedó fuera de las competencias europeas para la próxima temporada cuando estaba en el sexto peldaño, a tres puntos del quinto puesto clasificatorio y con un partido menos.

Vamos a utilizar todos los recursos posibles para oponernos a la decisión de la KNVB, dijo a la prensa local el propietario del club, Frans van Seumeren.

La determinación federativa también ha encontrado opositores en la Segunda División, donde el Cambuur Leuwaarden y el De Graafschap, que tenían prácticamente asegurado el ascenso a la Eredivisie, se encuentran de la noche a la mañana sin la deseada meta.

El Cambuur llevará el caso ante la justicia al criticar la falta de transparencia de la KNVB con una decisión contraria a la ética deportiva que privará al club de unos ingresos estimados en mil 500 millones de euros en caso de ascender. El De Graafschap lo secundó y contrató al mismo abogado, el afamado Dolf Segaar, quien le ha ganado varios casos a la Federación.

No obstante, de acuerdo con varios expertos, estos procesos tienen pocas oportunidades de prosperar. Un juez en Holanda no tiene en cuenta los aspectos deportivos, juzga ante todo el procedimiento, señaló Marjan Olfers, especialista en derecho deportivo.

El lío escocés

En Bélgica, la decisión de cancelar la temporada debe ser votada el 4 de mayo, pero ya se han identificado varios puntos de fricción, como la final de Copa, que el Amberes desea jugar contra el Brujas, ya que la victoria clasificaría al ganador a la fase de grupos de la Liga de Europa.

En cuanto a Escocia, la SPFL creía tener todo en orden cuando sometió al voto de 42 clubes el proyecto que prevé la suspensión definitiva de la temporada de las tres categorías inferiores y otorgándose el poder de cancelar la Premiership si fuese imposible reanudarla.

La decisión debía recibir el aval de 75 por ciento de los clubes de cada una de las divisiones, pero por un increíble cúmulo de circunstancias ha sumido al futbol escocés en un lío mayúsculo.

Aparentemente, el sufragio negativo del Dundee FC no fue recibido por la SPFL, porque el mail acabó en la carpeta de correo no deseado, y cinco días después, el club cambió de opinión y votó todo lo contrario.

Una primera auditoría, realizada por el gabinete Deloitte, otorgó veracidad a un voto que dio más de 80 por ciento de apoyo a la moción.

Sin embargo, el Glasgow reclamó una nueva investigación independiente, acusando a la SPFL de haber ejercido presión sobre algunos clubes al tiempo de que prometió pruebas irrefutables de acoso.

Los Rangers aún podían impedir matemáticamente un noveno título consecutivo de su gran rival, el Celtic, pese a los 13 puntos de distancia. Con la suspensión del torneo, el Hearts of Midlothian y el Stranraer fueron condenados a descender a la Segunda y la Cuarta División, respectivamente.

En contraste, la Liga Premier inglesa aceleró los planes para reanudar la competencia en estadios neutrales, luego de una videoconferencia, sin el gobierno, para discutir la logística necesaria. La finalidad es retomar la temporada el 8 de junio, después de una suspensión de tres meses, y los partidos se jugarían sin espectadores, sin importar qué estadios se elijan.

Los futbolistas de algunos clubes regresaron esta semana a los entrenamientos de manera individual, pero Gran Bretaña sigue en un encierro nacional hasta la semana próxima. El delantero argentino Sergio Agüero, del Manchester City, expresó su preocupación y dijo sentirse con miedo ante la posibilidad de que la Premier se reanude pronto, en medio de la pandemia.

Los jugadores de la MLS, de Estados Unidos, podrán entrenar por separado en canchas de sus equipos a partir del 6 de mayo, siempre que las autoridades locales lo aprueben. Se trata de un primer pequeño paso de la Liga hacia un eventual retorno a las actividades.

Comparte en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
error

Siguenos en nuestras redes sociales

YouTube
Instagram