Afuera de Palacio Nacional grupos afines a Billy piden que impere la legalidad

En demanda de restablecer la democracia hacia el interior de la Cooperativa Cruz Azul y de que les devuelvan las instalaciones ubicadas en avenida Periférico, empleados de las plantas de la empresa cementera, así como jubilados y ex futbolistas, se manifestaron ayer por la mañana afuera de Palacio Nacional.

El grupo, afín a la gestión de Guillermo Billy Álvarez, sobre quien pesa una orden de aprehensión, exhibió mantas y pancartas de apoyo. Hubo cooperativistas y colaboradores procedentes de Oaxaca, Puebla, Hidalgo, Aguascalientes y la Ciudad de México solicitando que impere la legalidad, precisó Jorge Hernández, vocero de la empresa.

“Un juez no debe dar –mediante una argucia legal– el control de la Cooperativa y de las instalaciones a los disidentes, que no son más de 30 personas encabezadas por José Antonio Marín y Víctor Manuel Velázquez”, agregó Hernández, quien cuestionó: ¿Cómo pueden ganar el juicio dos personas si la cooperativa es de 700; además, “el juicio de ellos es personal en contra de la figura del director general (Billy Álvarez)?”

Comentó que Álvarez, de 76 años, como “cualquier persona que se vea en estas condiciones, debe tener algún cuidado médico especial. Él siempre ha estado bajo observación y se atiende de manera permanente… y en estas condiciones lo desconocemos”, señaló.

Es normal destruir documentos

Respecto al secretario de Álvarez, Guillermo Patiño, quien fue sorprendido la madrugada del jueves durante la toma de las instalaciones con documentos y fajos de dinero, aclaró que es normal que estuviera en las oficinas.

Hay más especulación que otra cosa, ¡vaya!, que tenía documentos que se iban a triturar, ¡pues todas las empresas tienen documentos que se trituran!, pero se habló como si fuera algo fuera de la legalidad y no es así.

Dijo no saber si el dinero (se habla de unos 500 mil pesos) fue incautado, pero forma parte de la institución para gastos diversos. Estamos hablando de una de las compañías más importantes de México; en ese momento, ¿a quién se le podía pedir referencia sobre la procedencia de los recursos si no estaba el personal del área financiera ni de tesorería? Después ya no los dejaron entrar.

Hernández remarcó que las protestas continuarán y serán siempre pacíficas, pero cuestionó la forma en que se tomaron las instalaciones de avenida Periférico. “¿Por qué electrificar las bardas, por qué poner vallas de acero para que no se vea el interior? Si lo que se les autorizó es un ingreso administrativo, no una toma con personal de seguridad armado, lo cual está prohibido”, por lo que, informó, interpusieron una demanda contra ese hecho.

Finalmente, aseguró que las plantas cementeras siguen trabajando a pesar de que los disidentes apagaron los sistemas centralizados de funcionamiento y coordinación en un atentado contra la productividad; no obstante, la gente se ha organizado para laborar de forma manual.

El ex defensa Guadalupe Lupillo Castañeda, quien estuvo entre los manifestantes, dijo sentirse triste por la situación del presidente del club. Sé que es inocente y que todo va a salir bien, pero me sentí mal por la forma en que se manejaron las cosas.

Siguenos en nuestras redes sociales
Comparte en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
error

Siguenos en nuestras redes sociales

Facebook
Facebook
YouTube
Instagram