Felipe Matías: un hombre que hizo historia

Rodrigo Piñón

Nacido el 4 de junio en 1939, en la casa marcada con el número 1693, de la Avenida independencia , en la col la piragua, de Tuxtepec, Oax., mientras sonaba el son del balajú.

Felipe Matías Velasco fue Poeta Costumbrista.

Entre sus obras se encuentran Testigo del tiempo, Rio de palabras y minucias, donde plasma con el amor a su tierra. Destacando el Poema Flor de Piña que nos representa en la Guelaguetza.

También fue artesano, creador de una colección de 500 piedras de distintas figuras y pintadas con colores brillantes que hacen lucir la forma de cada una de las piedras.

Filántropo, siempre ayudó a quien se lo pidiera, a cambio de nada.

El gobierno del estado le ha otorgado diversos reconocimientos, por su obra

El 30 de agosto de 1986 el cabildo lo declaró “Cronista Costumbrista de Tuxtepec”.

En 2019, fue declarado hijo predilecto de Tuxtepec a petición del pueblo.
Por su iniciativa se fundó la Casa Cultural “Casa de Lipe Matías” que se ubica en la av. Independencia 1693

Murió el primero de septiembre del 2012 después de declamar el poema, “la chingada” en un fandango mientras tocaban el son del balajú.

Partió de este plano dejándonos un legado invaluable a todos los Tuxtepecanos, sin duda un hombre que dejó huella.

Comparte en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
error

Siguenos en nuestras redes sociales

YouTube
Instagram