3 formas para lograr un bronceado perfecto en verano

Cuando empecé a trabajar en el mundo de la belleza me di cuenta de la importancia de cuidar la piel de los rayos del sol. De hecho no puedo negar que tuve un gran remordimiento por todas esas horas sin protector solar y sobre todo de aquellos días en los que pensé que ponerme aceite de cocina o cerveza era buena idea para lograr un bronceado perfecto.

Estoy consiente que muy probablemente eso traerá estragos en un futuro, sin embargo, nunca es demasiado tarde para comenzar a cuidar al órgano más grande de nuestro cuerpo. Y sí, sabemos que ir a la playa es sinónimo de un bronceado perfecto y estamos de acuerdo, siempre y cuando se haga de manera responsable. Si estás planeando tus próximas vacaciones, sobre todo cuando acabe el confinamiento, toma nota, pues te compartimos tres tips para lograr un color de envidia.

Siempre con protector solar

No importa que tu propósito sea una piel dorada, sí o sí, tienes que usar protección solar , de lo contrario estarás quemándote, literalmente. La idea es aplicar una buena capa de bloqueador con factor de protección solar del 50 o más, espera unos 20 minutos antes de exponerte al sol y después rocía un poco de bronceador. ¿El resultado? Un sun kissed look de envidia, duradero y sin lastimar tu piel. Si estarás mucho tiempo en el sol recuerda repetir este procedimiento cada hora.

Amamos los betacarotenos

Seguramente te suena esta palabra, pero por si no sabías qué significa, los betacarotenos son pigmentos que se encuentran en muchos alimentos y que son los responsables de su color amarillo, naranja y rojo. Además de ser ricos en vitaminas y antioxidantes, son un gran aliado a la hora de broncearte. Sí, lo hemos probado y comprobamos que si comes estos alimentos una o dos semanas antes y durante tu proceso de bronceado puedes lograr un tono increíble, de hecho podrás ver cómo poco a poco las palmas de tus manos comienzan a tomar un tono algo anaranjado. Las zanahorias son unas de las principales fuentes de betacarotenos, así que ve preparando tu huerto para tener esta verdura a tu alcance todo el tiempo.

Cuida las horas

El que uses protector solar no significa que ya puedas estar bajo los rayos del sol todo el día. Procura no estar directamente más de dos horas y si puedes, evita estar entre las 12 y las 4 ya que durante estas horas las radiaciones son mucho más intensas . No olvides que un buen sombre y unos lentes también te ayudarán a proteger. De hecho te recomendamos que evites a toda costa que el sol pegue directamente en la cara, sobre todo si quieres evitar la aparición de arrugas antes de tiempo.

Si todavía no estás muy convencido de seguir estos pasos, recuerda que la exposición constante al sol y sin protección puede traer como resultado manchas, oxidación y envejecimiento prematuro y, en casos extremos, enfermedades como cáncer de piel.

Comparte en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
error

Siguenos en nuestras redes sociales

YouTube
Instagram