La pandemia eliminó el derroche financiero, pero igual la adrenalina de un estadio repleto: Huiqui

El futbol se está reinventando. Una pandemia lo obliga, considera el ex defensa Joel Huiqui, quien observa con asombro el panorama que ofrece al deporte que consagró su juventud. Ni cascadas financieras, derroche, ni multitudes ni la adrenalina de entrar a un estadio repleto. Todo eso será parte del pasado y no sabemos cuánto tiempo viviremos así, dice resignado.

Nada de esto es normal, comenta el también ex seleccionado mexicano; “todo lo que veremos será raro, los jugadores han estado entrenando en condiciones diferentes, a través de plataformas digitales, pero en sus casas, obvio no se puede jugar igual, y lo que se vive alrededor del partido también ha desaparecido, eso que sientes en la cancha y es parte de la pasión del futbol.

¿Cómo serán los clásicos sin tribunas ni porras? Una experiencia que aún no conocemos. Un jugador vive horas de nerviosismo previo a un encuentro de ese calado. Antes de dormir y al despertar lo recorre una electricidad que estalla cuando sale del vestidor y por fin pisa la cancha, con el estadio desbordado de personas y gritos ensordecedores. Esa emoción no se sabe cuándo volverá a vivirse en este espectáculo.

Después de meses de pausa en el mundo y en todas las actividades, el futbol ha regresado a cuentagotas. Primero en Europa, después en México con un nuevo minitorneo, pero con las mismas condiciones: sin público y bajo la observación de un protocolo de sanidad médica, que no ha estado ajena de casos positivos de coronavirus.

Hay dos posiciones que se deben considerar con esta nueva copa antes de la Liga, plantea Huiqui; por una parte lo más importante: el riesgo de quienes participan, la importancia de cuidar su salud, porque los contagios siguen y preocupa a todos; por otra, la necesidad de una industria por reactivar la economía. Todos quieren regresar, lo necesitan, pero debe hacerse con el menor riesgo posible.

Huiqui admite que a veces la presión viene del lado financiero, la necesidad de generar ganancias, los compromisos de las televisoras con los patrocinadores, todo eso requiere retomar la actividad

De cualquier modo el jugador, una vez que lo permite la autoridad de salud, pues debe retomar partidos aunque sean interescuadras, explica; está bien hacerlo con este formato, siempre que no corran riesgos. Todos los espectáculos deportivos han entrado en una fase experimental para probar la opción sin público. Una pérdida en varios sentidos, admite Huiqui, pero que será la única forma en los próximos meses.

Hay que acostumbrarnos, tanto jugadores como espectadores, a ver una temporada que será rara. Donde no habrá multitudes, los clásicos serán sin ese ingrediente que los hace especiales, la parte previa y todo lo que ocurre alrededor no lo veremos más, y será por seguridad, concluye.

Comparte en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
error

Siguenos en nuestras redes sociales

YouTube
Instagram